Dispute BillsAsociación de Profesores de la Universidad Nacional Experimental del Táchira

loading

APUCV INFORMA N° 891: ASAMBLEA GENERAL APRUEBA EMERGENCIA UNIVERSITARIA

12-Sep-2018 07:40:14


Tal y como se había programado, y con la presencia de la Rectora de la UCV, el Vicerrector Académico y el Secretario de la Institución, se llevaron a cabo las dos asambleas  convocadas para el lunes 10 de septiembre. Ambas con una nutrida asistencia a pesar de estar ambas instituciones en período vacacional. Durante las mismas contamos con la presencia de los compañeros de la APUFAT.

A las 9:30 a.m. se inició la reunión con el personal de APUCV y del IPP para dar a conocer los efectos del nuevo salario mínimo (Bs.S 1.800) sobre sus respectivos sueldos, que habían sido ajustados el pasado mes de julio con la finalidad de mejorar sus condiciones de vida, preservando criterios de profesionalización y antigüedad.. Tales parámetros fueron borrados  por  el  incremento decretado por el Gobierno, cuya cuantía supera  el sueldo de  la inmensa mayoría de los trabajadores venezolanos y coloca el costo global de la nómina muy por encima de los ingresos regulares de la institución que, como se sabe, tienen como fuente principal los sueldos del profesorado de la UCV.  Por lo tanto, del ajuste de estos últimos dependerá la decisión que adoptemos sobre los sueldos de nuestro personal que, mientras tanto, no podrán ser superiores al mínimo establecido por el Gobierno.

A las 10:30 a.m. se daba inicio a la asamblea de profesores, dándose a conocer la tabla impuesta por la OPSU a todo el sector universitario la cual violentaba la contratación colectiva al desconocer el inicio de la tabla salarial en 4.75 salarios mínimos.

La tabla impuesta por la OPSU asigna al Instructor un monto de 2.510 bolívares y al Titular 3.171. Con esta decisión se violaba la intangibilidad y la progresividad de los derechos  y se desestimulaba la carrera docente.

La política gubernamental no solo afectaba la contratación colectiva sino también los programas que  administra el IPP.  SAMHOI, nuestro programa bandera, se encuentra incapacitado para soportar  los costos de los servicios para los cuales fue creado: Hospitalización, cirugía y maternidad. Hoy el cuerpo docente y nuestros empleados han quedado en la más absoluta falta de protección a pesar de los esfuerzos hechos por la APUCV y el Consejo Universitario. Todos los programas se están viendo  afectados por el incremento en los costos. Afortunadamente,  antes de dicha medida, decidimos adquirir los insumos necesarios para mantener  funcionando los servicios médico y  odontológico.

Las dificultades presupuestarias son de tal naturaleza que nos hemos visto obligados a suspender las inscripciones en el CEAPUCV y el Kinder a fin de redefinir el costo de la matrícula y las mensualidades a cancelar.

Una vez conozcamos la realidad del presupuesto universitario y los aportes que se tienen que destinar a nuestros programas,  adoptaremos nuevas decisiones.

Defenderemos nuestra  institución no solo por los beneficios que otorga y ser una conquista histórica,  sino  también porque ella es la fuente de ingreso de nuestros empleados. 

En reunión sostenida con todos los gremios las autoridades universitarias informaron sobre la problemática presupuestaria. Se coincidió en rechazar la tabla salarial impuesta,  requerir los fondos necesarios para cumplir con lo establecido en la contratación colectiva y solicitar información con respecto al presupuesto universitario.

Luego de diversas intervenciones la asamblea adoptó las siguientes decisiones:

  1. Declarar la  Emergencia Universitaria ante el desconocimiento, por parte del Gobierno,  de derechos contractuales y constitucionales.
  2. Defender el inicio de la tabla salarial del sector universitario en  4.75  salarios mínimos, tal y como está establecido.
  3.    Continuar exigiendo que el salario mínimo se ajuste al costo de la canasta básica, tal y como lo establece el texto constitucional.
  4.  Convocar Asambleas Intergremiales Permanentes, como espacio para el debate, coordinación de  planes y acciones de lucha en  defensa de  los derechos laborales y el  funcionamiento de la universidad.
  5. Conformar  Comités de Conflicto Intergremial. Los mismos deberán contar con una estructura organizativa que involucre a los Consejos de Facultad y de Escuela,  que  cuenten con representantes de los gremios universitarios y voluntarios de la comunidad.
  6. Exhortar  a la comunidad universitaria a  incorporarse  a las acciones de calle que se promuevan desde las universidades y desde diversos sectores de la sociedad en defensa de sus derechos. A  este respecto se exhorta a participar en la convocatoria realizada por los empleados del sector eléctrico para el miércoles 12 de septiembre.
  7. Asumir la actual situación como un problema de ciudadanía, libertad y convivencia y no solo de orden salarial.
  8. Presentar, ante la Asamblea Nacional una Ley de Restitución de cargos ante las posibles amenazas del Gobierno contra sus trabajadores.
  9. Promover la creación de un Fondo de Solidaridad en apoyo a la resistencia universitaria.
  10. Respaldar las acciones emprendidas ante  la O.I.T y otros organismos nacionales e internacionales  por parte de la Unidad de Acción Sindical y Gremial. Denunciar  las violaciones del Gobierno nacional  con respecto a  los derechos humanos, del trabajo y  la salud.
  11. Promover la realización, para la última semana de septiembre,  de una Asamblea Intergremial en el Aula Magna de la UCV.
  12. Promover la convocatoria, por parte de la FAPUV,  de una gran Marcha Nacional en defensa de la universidad,  los derechos laborales y las providencias estudiantiles. 
  13. Rechazar la intromisión de los gobiernos de Cuba, China y  Rusia como soportes de la actual dictadura que padece la nación y  promover  el nacionalismo, la defensa de la patria como valor  y  la venezolanidad en las aulas de clase.